,

Los alimentos sensibles necesitan un envase de alta barrera

Walki EVO Seal y Lamibel MDO-PE

La barrera garantiza que las propiedades del producto se mantengan intactas desde la producción, pasando por el almacenamiento y la distribución, en el estante del supermercado y, finalmente, en la despensa del consumidor, hasta su consumo.

Los alimentos sensibles necesitan una barrera superior para proteger los aromas y evitar que se deteriore el alimento. Hoy en día, esa barrera puede ser totalmente reciclable.

Sin el envasado de alimentos, la pila de residuos alimentarios crecería de forma vertiginosa. El envasado de alimentos es necesario para protegerlos de circunstancias externas que puedan afectar a su calidad, pero también para impedir que el aroma se pierda.

Los alimentos sensibles, como las especias u otros alimentos aromáticos que requieren una conservación duradera, dependen especialmente de los envases de alta barrera para mantener la calidad de los alimentos.

Jaroslaw Kaczanowski
Director de Desarrollo Estratégico de Productos de Walki Group

“Los alimentos secos, como las sopas, en los que se ha eliminado por completo el agua, son muy sensibles a la humedad. Si la sopa en polvo entra en contacto con el agua, no sólo se deteriora el sabor, sino que el producto puede llenarse de moho. También los productos grasos pueden llegar a ponerse rancios si se exponen al oxígeno”

Los alimentos con aromas fuertes, como las especias, también necesitan una barrera alta.

“Como las especias tienen un aroma intenso, queremos mantener los sabores dentro del envase. Además, no queremos que los sabores fuertes contaminen otros productos que podamos tener en nuestra despensa. Tenemos que proteger los alimentos de los parámetros externos y asegurarnos de que el aroma no desaparezca del envase”.

Mantener las propiedades intactas con una barrera alta

Cuanto mejor sea la barrera,
mayor será la vida útil.

La barrera garantiza que las propiedades del producto se mantengan intactas desde la producción, pasando por el almacenamiento y la distribución, en el estante del supermercado y, finalmente, en la despensa del consumidor, hasta su consumo.

Tradicionalmente, en los envases flexibles, el papel de aluminio o las películas de plástico de alta barrera han proporcionado características de alta barrera en un laminado multi-material. Aunque esta solución hace un buen trabajo en la protección de los alimentos, la estructura multi-material plantea dificultades a la hora de clasificar y reciclar el envase. No es de extrañar que durante los últimos años el interés por encontrar alternativas más sostenibles haya sido elevado.

El reto es desarrollar altas propiedades de barrera, pero utilizando un solo material porque estos llamados mono-materiales son mucho más fáciles de reciclar”.

La dispersión y el MDO-PE hacen que los envases sean reciclables

La transición de los envases de plástico a las fórmulas de fibra está en marcha. Sin embargo, para los productos alimentarios que requieren una alta barrera, la fibra por sí sola no es suficiente porque el papel es un material frágil y sensible a la humedad. Se necesita otro material además del papel para proporcionar una alta barrera.

“En Walki, recubrimos el papel con un revestimiento a base de agua que proporciona una barrera suficiente frente al oxígeno, el vapor de agua y el mantenimiento de los aromas. Gracias a esta tecnología de recubrimiento por dispersión, los recubrimientos de base acuosa pasan fácilmente el proceso de repulpado junto con las fibras”.

“Durante el proceso de reciclaje, la tasa de rechazo del material de fibra es bastante baja, lo que significa que se obtiene un alto rendimiento de fibra del envase. Diferentes productos necesitan diferentes soluciones, por lo que aplicamos el revestimiento nosotros mismos en nuestras instalaciones, ya que así podemos combinar diferentes barreras con el mejor papel para obtener las propiedades adecuadas para cada producto. No todos los productos necesitan una barrera contra el oxígeno y el agua, algunos sólo necesitan una de ellas. Es cuestión de encontrar una opción adecuada”.

Recicla papel en contenedor azul

Otra forma de proporcionar un envase monomaterial de alta barrera es utilizar una película de polietileno (PE), también recubierta con materiales de barrera especiales. La tecnología MDO, en la que se extiende la película de plástico con un grosor muy fino, facilita el recubrimiento posterior y mejora las propiedades mecánicas y térmicas de la película en comparación con las películas de PE sopladas normales. Esta película MDO con revestimiento de barrera puede laminarse después con otra capa de PE termosellable, seleccionada en función de las necesidades del producto.

Aunque se trata de una estructura multicapa, como ambas capas son de PE, puede reciclarse y reutilizarse en otros productos de nuevo”.

La elección de una u otra opción para los productos de alta barrera depende de la infraestructura de reciclaje, de las líneas de producción de los productores y transformadores de alimentos, así como de las preferencias de los consumidores.

No obstante, una cosa está clara.

En el futuro, todos los envases que utilicemos deberán ser reciclables o compostables, e incluso, a ser posible, fabricados con materiales renovables”, concluye Jaroslaw Kaczanowski.

 

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin